El efecto jamón

¿Qué es el efecto jamón?
Cuantas veces nos vemos enfrentados a situaciones en las que que por haber metido la pata,habernos equivocado o temer consecuencias negativas a nuestras conductas nos empeñamos en ocultar ese error y entramo en una dinámica que no hace más que agravar la situación. Tapamos un error con una sucesión de errores que hacen que el problema sea más y más intenso.
El origen del nombre, efecto jamón, viene de una experiencia personal.
Un día a mi padre le regalaron un jamón. Cuando llegué a casa y me encontré con esa pata oliendo a gloria su voz fue contundente: “ni tocarlo”. No quedaba otra más que obedecer.
Hasta que un día, al volver del cole… “papá… mamá… NO había nadie en casa, tan sólo yo, esa pata y ese cuchillo jamonero… la tentación era grande, los jugos gástricos estaban funcionando a tope… Así que lógicamente, me preparo. Total por unas lonchitas quien se va a enterar… El problema es evidente, la primera lonchita fue de 1/2 cm de grosor, por lo tanto la probabilidad de que me pillasen era alta. No me quedaba otra alternativa que compensar para ver si colaba. Y claro, al querer arreglar, el tajo más grueso por el otro lado, por lo que la avería cada vez era mayor. Al final, dos broncas una desobedecer y otra por estropear el jamón.
Así que ya se sabe, si no sabes cortar jamón, que lo corte otro…

Anuncios

Un pensamiento en “El efecto jamón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s